Cada 29 de junio se celebra La Parranda de San Pedro de Guarenas y Guatire, poblaciones del Estado Miranda, una festividad popular y religiosa que ha sido declara por la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. La celebración se inicia con una misa a medianoche; en la claridad del día los parranderos salen al pueblo con el rostro cubierto de negro betún, ataviados de levita y pumpá, bailan la imagen de San Pedro al ritmo de cuatro, maracas y percusión, acompañando la promesa que María Ignacia hizo al Apóstol mientras cantan: baila baila María Ignacia / como tú sabes bailar…

La documentación que registra esta festividad la ubica en el siglo XIX, sin embargo la tradición oral marca la época colonial como su origen, cuando la esclava María Ignacia agradecida con San Pedro al salvar a su hija Rosa Ignacia, sale en festiva procesión.

La Parranda de San Pedro de Guarenas y Guatire
La Parranda de San Pedro de Guarenas y Guatire

Tras la muerte de María Ignacia, su esposo Domitilio honra su memoria al vestirse con sus trajes y lleva una muñeca que representa a su hija; es por ello que el personaje debe ser escenificado por un hombre. Toda la comunidad se involucra en la Parranda de San Pedro, al final de la jornada parranderos y familiares se reúnen en un compartir.

Los personajes de La Parranda de San Pedro de Guarenas y Guatire son: el Cargador de la bandera quien guía la parranda; el Cargador del Santolleva la imagen de San Pedro;  María Ignacia representada por un hombre con vestimenta femenina y un sombrero con trenzas de hilo y una muñeca de trapo; Los Tucusitos son dos bebés que van al lado de María Ignacia; Los solistas entonan los versos a San Pedro; Los músicos marcan el ritmo con cuatro y maracas mientras Los coticeros bailan y hacen la percusión con trozos de cuero de vaca atados a sus cotizas.

El Comité de la UNESCO conviene que la Parranda de San Pedro cumple con los criterios de inscripción de la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

  • La parranda de San Pedro de Guarenas y Guatire moviliza, sin distinción de edad ni de sexo, a todos los miembros de las comunidades, que son los que transmiten a las generaciones más jóvenes las músicas, las danzas y los conocimientos y objetos artesanales vinculados a este elemento del patrimonio cultural, tanto el seno de las familias como en los centros escolares y culturales locales; la parranda confiere a la comunidad un sentimiento de pertenencia, continuidad y respeto mutuo;
  • Las medidas de salvaguardia propuestas tienen por finalidad sensibilizar a la importancia del elemento, realizar trabajos de documentación sobre el mismo, garantizar su transmisión a las generaciones más jóvenes y contrarrestar las eventuales consecuencias negativas que pudiera acarrear su inscripción.