El Monumento Manto de María Divina Pastora es el nuevo ícono de la fe religiosa en Venezuela. Esta magistral obra plástica, arquitectónica y de ingeniería se alza como el monumento católico más alto del mundo a la fecha de su inauguración el 13 de enero de 2016, en víspera de la celebración de la 160 Procesión a la Divina Pastora patrona del pueblo larense, que cada 14 de enero desde 1856 hace de Barquisimeto el escenario para la multitudinaria procesión mariana.

El Monumento Manto de María Divina Pastora fue proyectado en 2011 por los arquitectos Orlando Perdomo, Rafael Vargas y Jorge Rodríguez, quien además aportó sus conocimientos como escultor al diseñar la imagen de la patrona, en el lenguaje cinético que tanto renombre ha dado a Venezuela a nivel internacional. El diseño estructural estuvo a cargo de los ingenieros José Morón y Ángel Delgado, acompañados por un talentoso equipo de ejecución que desde julio de 2014 dio forma a la obra.

El monumento mirador se levanta en una colina de 40 metros de altura en el sector Veragacha o Colina del Viento en la Circunvalación Norte de la ciudad de Barquisimeto. La altura total de la construcción es de 63 metros, compuesto por dos torres de concreto armando de 22 pisos con ascensor, unidos por un puente de 70 metros de longitud, que se constituye en el marco de flanquea la estructura cinética de la imagen de la Divina Pastora.

Monumento Manto de María Divina Pastora
Monumento Manto de María Divina Pastora

Para la definición del icono de la virgen se utilizaron 3.772 piezas de tubo de aluminio de 25 cm de diámetro cada una, abarcando un ancho de 23.3 metros y 47.14 metros de altura. La imagen se proyecta sobre el gran espejo de agua que completa el monumento, y se posee luminarias tipo Metal Halide.

La construcción total del complejo posee la plaza central, caminerías y estacionamiento. El acceso principal al monumento se ubica en la Torre Norte a través de una puerta de hierro de 9.30 metros de altura y 3 metros de ancho, en la que se encuentra escrito en relieve y con escritura en braille el Padre Nuestro.

La obra Monumento Manto de María Divina Pastora puede ser divisada a una distancia que alcanza los 70 kilómetros, y es referente religioso y turístico de la ciudad de Barquisimeto, sumado al atractivo del Obelisco y la Flor de Venezuela, así como a los monumentos: Santuario Nacional Nuestra Señora de Coromoto en Guanare y Monumento de la Virgen de la Paz en Trujillo.