lunes , junio 18 2018
Inicio >> Sobre Venezuela >> Que hacer >> Viaje a la Isla La Tortuga en Venezuela 

Viaje a la Isla La Tortuga en Venezuela 

La Isla La Tortuga es un paraíso de aguas cristalinas, ubicada al sur del Mar Caribe frente a las costas de Venezuela. Se encuentra casi deshabitada, pero brinda grandes bondades naturales de aguas con distintos matices de azules, que hacen del destino un paraíso de aguas tranquilas y cristalinas. En la isla se encuentran algunas rancherías que han impuesto los pescadores artesanales de las costas provenientes del Estado Miranda y Nueva Esparta con el fin de llevar dicha actividad en determinadas temporadas. La Isla La Tortuga forma parte de las Dependencias Federales de Venezuela, por lo que no se encuentra bajo la jurisdicción de ningún estado.

El turismo ha tomado cierto auge en la isla por el gran atractivo de bellezas naturales; por lo que veleros, yates y lanchas deportivas se acercan a sus playas para el disfrute de la misma. De esta forma, se percibe que la Isla La Tortuga se está posicionando como un nuevo producto turístico, que el gobierno venezolano tiene planes de desarrollar. En la actualidad el turismo se da sin ninguna estructura física,  categorizando este tipo de turismo de forma aventurera y llevando a la práctica el ecoturismo por su desenvolvimiento en un entorno natural.

[metaslider id=1856]

La Isla La Tortuga está conformada por manglares, arrecifes, islotes y cayos, entre los más visitados y aptos para la actividad turística están Los Tortuguillos y Cayo Herradura, todo ello en conjunto hace la segunda isla más grande de Venezuela, después de la  Isla de Margarita. Su nombre se debe al gran asentamiento de tortugas marinas que allí arriban.

Viaje a la Isla La Tortuga de Venezuela

El tour a la Isla La Tortuga inicia desde muy tempranas horas de la mañana del día viernes. A eso de 5 de la madrugada se encuentra una unidad ejecutiva frente a la Plaza Altamira para partir hasta Higuerote, el recorrido dura aproximadamente 01 y 30 minutos tomando la Autopista Gran Mariscal de Ayacucho, una importante arteria vial que comunica a Caracas con el Estado Miranda. Es un recorrido bastante ligero, para aprovechar y tomar una siesta antes de embarcar a la gran travesía. Sin embargo, durante el camino se podrá ir divisando en los próximos kilómetros la tierra Barloventeña, a  escasos metros se puede observar cómo se encuentra el mar, del cual dependerá la condición de navegación.

Al llegar a Higuerote se hace parada en un caserío, donde se tendrá algunos minutos para terminar de despertarse y aclimatarse, se toma un desayuno ligero acompañado de un cafecito colado matutino, y luego se recoge el equipaje –que debe ser pequeño y de manejable traslado- para cambiarse y estar cómodo al momento de la navegación. El Staff y los organizadores del tour, brindan una agradable atención que hacen del viaje un momento ameno para con los viajeros, quienes a cada momento van recordando y recomendando a cada uno el uso de protector solar, lentes de sol, gorras o sombreros, bermudas y camisas de mangas largas.

Antes de abordar en la embarcación, que son pequeñas lanchas aptas para navegar en mar abierto, sugieren ingerir pastillas para el mareo y el vómito, por si en alta mar hay grandes oleajes que puedan producir malestares y mareos, a lo largo de 85 Km.

El personal se encargará de transportar el equipaje y de toda la logística del viaje. Se traslada hasta la parte posterior del caserío donde se encuentra el Puerto Francés, al abordar se puede notar  que se encuentran varias embarcaciones de yates y lanchas. Estas unidades cuentan con dos motores fuera de borda aptas para realizar la travesía en alta mar, además de ser conducido por oriundos de la zona, expertos en el manejo de las lanchas.

Antes de salir del Puerto Francés, se embarca en las lanchas preparados y cómodos para la travesía, portando los salvavidas ya que se navegará en alta mar. Se cruza el lateral derecho de Cabo Codera, punto de referencia por ser el centro norte de Venezuela. La lancha se adentra al mar abierto, hasta perder de vista tierra.  Durante el recorrido las condiciones eran favorables para emprender la aventura, un mar apacible con corrientes de brisas Caribeñas que regalaba con cada inhalación aire fresco y puro.

Una vez transcurrido alrededor de 1 hora y 30 min, alternando paradas para desahogar los motores fuera de borda, la embarcación iba al son del vaivén del oleaje, que en alta mar se hacían cada vez más altos y marcados; la brisa toma fuerza y con éste el rocío de las aguas del caribe bañan el rostro. Cuando los motores aceleran con gran potencia, se empezará a sentir en ocasiones las olas en contra de la embarcación y para evitar enfrentar con fuerzas ésas olas, el cuerpo hace resistencia para mantenerse en su sitio.

El sol se posiciona en lo más alto del cielo, por lo cual  cada cierto tiempo es recomendable el uso del protector solar para el rostro, cuerpo y labios. Sobre el mar se divisan millones de luces como pequeños reflectores, producto del sol reflejado sobre el agua que hacen evadir las miradas sobre este. Cuando parece interminable la travesía, se comienza a percibir los asombros de los viajeros, pues peces voladores de diversos tamaños rodean la lancha y a lo largo del camino pareciera que acompañaran la embarcación.

Pasadas dos horas aproximadamente se asoma una mancha en el horizonte del Caribe, indicio de que se está próximo a la Isla La Tortuga; lo que el viaje extenuante hace con la navegación en contra corriente, la fuerte brisa, el recio sol sobre el rostro y empapados del agua marina que al secarse deja los residuos de sal sobre ropa y cuerpo, se olvida cuando el mar cambia de color, viajando por matices de colores, pasando por tonalidades del azul oscuro, al azul rey, para dar paso al turquesa,  aguas que de pronto se vuelven cristalinas y tranquilas.

Finalmente se arriba a Cayo Herradura, ya que es el sitio donde se desenvuelve la actividad turística. Durante el camino los guías explican que la Isla La Tortuga como tal, no se encuentra en condiciones para acampar, ya que allí abordan las tortugas marinas, nombre que atañe a la isla. Sin embrago, el lugar se puede frecuentar para visitar y ser bañados por sus aguas cristalinas.

La travesía hasta Cayo Herradura tiene una duración de 03 horas y media desde el Puerto Francés, al llegar hasta sus playas y pisar sus blancas arenas se comienza a disfrutar de las bondades de su propia naturaleza. El staff se encarga de desembarcar el equipaje, mientras que se disfruta del paisaje. En la bahía se encuentran dispuestas varías rancherías, cerca de estas se levanta el campamento con carpas de llamativos colores, que cuentan con una delgada colchoneta para el descanso por la noche.

[metaslider id=1863]

Al transcurrir 01 hora, el almuerzo es servido a base de pescado, materia prima en gran diversidad que es obtenida por los pescadores artesanales de la misma zona, desde pescados, langostas y frutos del mar. La experiencia de comer un pescado fresco de aguas cristalinas es muy satisfactoria, pues después de un largo viaje es un suculento manjar para el paladar. El lugar del almuerzo: una ranchería con mesas dispuestas para ello.

Durante la tarde se disfruta del Paraíso de Aguas Cristalinas, con un espectáculo crepuscular que deja fascinado a cualquiera que visite Isla La Tortuga, en el cielo se reflejan tonalidades de colores tostados que van desde el amarillo, el naranja y luego el rojo que cobra vida sobre las aguas del Mar Caribe, el azul turquesa regala su esplendor para dar paso al rojizo atardecer.

Al caer las horas, la suave brisa y el murmullo del mar acobija la noche. Es recomendable llevar linternas para la noche y así llegar hasta la carpa designada en donde se encuentran las pertenencias e iluminar el camino hasta la ranchería donde se toma la cena. Se degusta nuevamente de pescado rebosado fresco acompañados de arepas y refrescos.

Antes de dormir, se puede tomar una ducha rápida con agua dulce que es trasladada desde el punto de origen y almacenada en contenedores para su uso. Luego de que la refrescante ducha termine por relajar el cuerpo, se puede disfrutar de otros minutos a la orilla de la playa. Al momento de conciliar el sueño, se recomienda llevar en el equipaje una sábana ligera en caso de que la noche sea atacada por la brisa marina.

La mañana del sábado comienza desde muy temprano, pues del este el alba radiante se aparece recobrando los colores cristalinos de las aguas Caribeñas, la fina arena se torna blanquecina y las aves danzan al compás de las brizas. Se puede recorrer toda la isla para captar cada paisaje y disfrutar de su belleza. A media mañana se toma el desayuno, nuevamente el pescado se hace protagonista del plato.

Luego del desayuno, el equipaje debe estar listo, ya que durante la excursión hacia el Cayo Los Tortuguillos el campamento es retirado. Se aborda nuevamente en la embarcación durante algunos minutos y se pueden visualizar nuevos matices de aguas con azules turquesas de mayor intensidad. Al desembarcar de las lanchas, las distintas texturas de arenas bajos los pies hacen recorrer confortablemente sus playas, desde su firmeza hasta la sensación como de pisar nieve en clima tropical, también hace efecto de luminosidad cuando el sol se pone en el punto más alto del cielo, y esta vez las arenas se vuelven más blancas. Se puede caminar por el borde de la Isla, pues el centro de ésta, está compuesta por vegetación autóctona compuesta de pequeños arbustos, al final del camino se logrará apreciar una pequeña piscina natural, tibia al tacto y con un ecosistema dentro de ella; miles de peces miniaturas nadan en sincronía. A lo lejos se divisan algunas especies de aves que recorren el lugar libremente y detrás de éste balneario, las olas rompen contra algunas piedras dispuestas naturalmente.

Se tendrán algunos minutos para bañarse y deleitarse entre sus aguas tibias y cristalinas, el personal pondrá a disposición de una cámara fotográfica para capturar imágenes debajo del agua. Luego se podrá descansar bajo alguna sombrilla y degustar de algún snack que es aconsejable llevar para el viaje. En las arenas del cayo se puede encontrar algunos cascos de caracoles marinos en distintas formas y tamaños de color blanco radiante.

Cuando se aproxima el medio día, es tiempo de dejar los cayos Tortuguillos para volver a Cayo Herradura, allí se espera un apetitoso fondo de pescado acompañado de algunos vegetales, se cuenta con unos minutos para descansar y digerir el almuerzo liviano y después retornar a Higuerote por la tarde, al pasar las 02:00 pm. Ésta vez, el viaje de retorno es ligero, se navega en el sentido de las olas y la travesía se hace pacífica, se deja atrás las aguas cristalinas para embarcar en alta mar. Nuevamente la brisa, el suave oleaje y el rocío del mar se vuelven acompañantes que despiden un Paraíso de Aguas Cristalinas.

Al divisar Cabo Codera, el sol se pone por detrás de éste anunciando el final del recorrido y el final de la tarde. El desembarque en Puerto Francés, que da conexión con el caserío se hace al pasar de las 05:00 pm. Se toma una ducha rápida y se viste ropa ligera para el viaje de regreso a Caracas, gustándose de una exquisita merienda para el retorno.

La llegada a Caracas se da alrededor de las 09:00 pm en el punto de origen, se toma el equipaje con la buena atención y la hospitalidad que tienen los organizadores de Star Sea con cada uno de los integrantes que se han atrevido a realizar dicha travesía en un paraíso de gran belleza natural.

Sin duda alguna esta experiencia de viajes enriquece el ser, porque conocer nuevos destinos y contar con el privilegio de estar en zonas casi vírgenes disfrutando de maravillosos entornos naturales como lo es Isla La Tortuga, motiva a explorar nuevas travesías, nuevos horizontes por vivir y así ampliar nuestra gama de destinos que tiene ofrece Venezuela.

la Isla La Tortuga

Pero toda esta esta experiencia de viajes no hubiese sido posible por la compañía de Edward, quien disfrutó también a primer plano de toda ésta aventura, sin olvidar la grata atención y hospitalidad de Marcos, Jhonatan y todo el equipo de trabajo de Star Sea , quienes se preocuparon por el bienestar de cada aventurero y se esmeraron por ofrecer lo mejor de sí.

Por Gilson Guillen

Fotos:  Gilson Guillen

Gilson Guillen en Facebook
@GilsonGuillen en Twitter
Gilson Guillen en Google +

Ver también

Principales destinos turísticos de Venezuela

Top 10 de los principales destinos turísticos de Venezuela. Venezuela ofrece un inmenso abanico de …

6 comentarios

  1. Hola que tal quisiera saber el costo 3 dias?

  2. Feliz noche necesito cotizacion para dos personas 2 dias 1 noche a la isla de la tortuga. para el 15 al 17 de diciembre

  3. Buenas noches quisiera saber si tienen disponible para el 13 de mayo full dey para dos personas es para celebrar nuestro aniversario.

  4. Buenos dias hay excursion prevista para el 23 al 25 de diciembre para 4 personas.. por favor enviar precios..

  5. Amelys marcano

    Deseo ir. Del 10 10 2016 amelys marcano 2 personas

  6. Información para el mes de junio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *