Saltar al contenido

Bitcoin y la Piedra Filosofal | Alquimia digital para el tercer milenio

El Bitcoin y la Piedra Filosofal pareciera el título de una nueva entrega de la saga del pequeño mago, salida de la mano de J.K. Rowling.

Dentro de casi cien años, en enero del año 2.109, se celebrará el primer centenario del minado del primer Bitcoin. Entonces, la historia habrá demostrado si la primera criptomoneda fue una moda más, una burbuja especulativa, o realmente logró asemejarse al oro, desbancarlo y estremecer los cimientos sociales y científicos más allá del dinero.

Bitcoin y la Piedra Filosofal | Alquimia digital para el tercer milenio
Bitcoin y la Piedra Filosofal | Alquimia digital para el tercer milenio

Composición en base a Imagen de celinedbt en Pixabay y Imagen de Pete Linforth en Pixabay

Índice de contenido

    Bitcoin y la Piedra Filosofal

    Cuenta la leyenda que a principios del tercer milenio los alquimistas modernos, recubiertos de un manto de misterioso anonimato, códigos digitales y lenguajes criptográficos encadenados, dieron con la clave de la quinta esencia, o quinto elemento de que están hechos los astros perfectos e incorruptibles.

    Aquí puedes leer sobre: la verdadera identidad y paradero de Satoshi Nakamoto: El Gran Alquimista.

    Desde tiempos remotos el ser humano se ha sentido atraído por la búsqueda de «La piedra filosofal», una sustancia capaz de transmutar los metales comunes en oro.

    Interesante: El blockchain al rescate de las democracias

    Durante la edad media y renacimiento europeo, en su búsqueda estuvieron involucrados todo tipo de personas, incluidas las mentes más brillantes; nombres de la talla de Isaac Newton, Roger Bacon, Nicolás Flamel, Jabir ibn Hayyan, Tomás de Aquino, y muchos otros más.

    Además, la búsqueda de La Piedra Filosofal estuvo avalada por las instituciones más prestigiosas de su época, como la Universidad de Cambridge, los Rosacruces y The Royal Society.

    Alquimia digital y blockchain

    La repercusiones que está trayendo la introducción del bitcoin, del protocolo blockchain y las criptomonedas están generando el ambiente ideal para la recreación mitológica. Y solo hemos visto la punta del iceberg.

    La idea básica es que el trabajo de la Alquimia se asemejaba al de la creación. La sustancia resultante al final de todo el proceso era la piedra filosofal, que concentraba en sí misma toda la energía vital del cosmos y que según la tradición alquímica era capaz de transmutar cualquier otro metal en oro e incluso generar el elixir de la vida.

    La milenaria alquimia y la alquimia digital constituyen un ambicioso proyecto para comprender el proceso mismo de la creación del mundo.

    Leer también: El futuro del dinero 2025-2030

    Un mundo digital, interconectado y descentralizado debería ser el génesis de nuevos horizontes, para los que están convocadas las mentes más brillantes, la Big Data, el blockchain, la computación cuántica y la inteligencia artificial AI.

    Solo la prueba del tiempo nos revelará si con el Bitcoin y la Alquimia Digital estamos frente a la última frontera.