Lo nuevo...

El resurgir de Estados Unidos en viajes y turismo

¿Cómo será el resurgir de Estados Unidos luego de la grave crisis global que ha generado la pandemia del coronavirus? ¿Será capaz este gigante de sobreponerse de una herida tan profunda en su sistema financiero, económico y comercial, en su sistema productivo y en sus canales de distribución?
¿Cómo podrá se podrá recobrar la confianza en Estados Unidos para poner en marcha el sector de viajes y turismo luego de una herida tan certera en su estilo de vida y en su escala de valores, sin poner en riesgo su sistema de salud y la vida de millones de ciudadanos y visitantes?
El resurgir de Estados Unidos en viajes y turismo
El impacto de la pandemia está estremeciendo hasta los cimientos no solo la economía y las finanzas globales sino que está abriendo fisuras en las trabajadas relaciones multilaterales con las naciones del mundo y en las relaciones bilaterales con sus ahora pares: China, Rusia y la Unión Europea de donde provienen la mayoría de sus visirantes. Incluso se prevee un forcejeo con sus socios tradicionales más afines del Reino Unido, Corea y Japón.
El panorama tanto a lo interno como en el ámbito internacional no resulta nada alentador. La crisis del coronavirus puede hacer palidecer crisis anteriores como la Gran Depresión de los años 30 del siglo XX imponiendo un incierto nuevo orden mundial a su vez que una nueva normalidad invade todos los espacios.

Cómo será el resurgir de Estados Unidos para el turismo

El resurgir de Estados Unidos en viajes y turismo
Para un país donde la libertades individuales forman parte de su ADN, ceder ante la presión de nuevos y asfixiantes métodos de control social  vulneración de la privacidad es un peldaño muy alto para que los ciudadanos lo suban sin un costo similar.
Para Estados Unidos y occidente en general es más difícil que en los países como China o Rusia, donde la poblaxión está acostumbrada a regimenes autorirarios, el imponer medidas de supresión de derechos individuales; incluso cuando sea por su propia seguridad. La libertad tiene un alto precio en Ámerica.
Los cambios que impone la nueva normalidad en el mundo y en el sector de viajes y turismo en particular afectará inevitablemente el estilo de vida americano y la manera de hacer negocios.
La inteligencia artifical y el análisis de Big Data alimentada por controles biométricos y de reconocimiento facial, la geolocalización, sumado al distanciamiento social, los certificado negativos de covid-19, la visa de salud al viajero, la nuevas reglas para la inmigración, los altos costos de los nuevos estándares de higiene y sanidad de los establecimientos, son costos muy altos para la sociedad norteamericana y mucho más para imponerselos a los viajeros.
Si bien el gigante está herido, no está con los brazos cruzados. El resurgir de Estados Unidos vendrá de la fórmula que le ha funcionado anteriormente: poner el ingenio, los avances tecnológicos, la economía y el trabajo a disposición de los grandes logros de la nación. Estados Unidos seguirá siendo un destino seguro y confiable para todos los turistas del mundo.
¡Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies