jueves , noviembre 21 2019
Inicio >> Blog >> Turismo con hambre no dura | Venezuela

Turismo con hambre no dura | Venezuela

Todos quienes estamos involucrados en el sector de la hospitalidad y el sano esparcimiento sabemos que por mucho que nos esforcemos en vender las bondades de nuestro país, que son numerosísimas, lo cierto es que turismo con hambre no dura.

Pasar trabajo en la carretera o en los aeropuertos es una posibilidad  normal cuando se sale de viaje, es una eventualidad que hay que tomar en cuenta. Pero el que sale de vacaciones, el que emprende un viaje de turismo, el que después de un año, dos o tres largos años de ahorro y planificación sale por fin de vacaciones con la familia, lo menos que merece es tener que salir a llevar vainas, como decimos en Venezuela.

Hacer turismo no debe ser ni un privilegio ni mucho menos una dádiva; hacer turismo es un derecho legítimo y con rango constitucional y de derecho humano.

Turismo con hambre no dura | Venezuela
Turismo con hambre no dura | Venezuela

En las sociedades modernas el turismo es una cuestión de estado; como lo es la salud, la alimentación, la educación y demás derechos fundamentales del ciudadano. En muchos países el turismo es visto como una fuente de ingresos, limpios y abundantes. Y si bien el turismo puede ser una bandera de un gobierno determinado, ante todo el turismo es una cuestión de estado. Porque Estado y Gobierno no son la misma cosa.

Si un Estado se embarca en generar una industria turística sana y productiva, tanto para el turismo interno como para el receptivo, que es el que genera divisas, debe entender −de una vez y para siempre− que con las vacaciones de la gente no se juega.

Quizás también te interese  Seda de Mérida al Museo de Arte y Diseño de New York

Un turismo sano y productivo requiere honradez en la oferta y vocación de hospitalidad. Un turismo sano y productivo requiere inversiones, carreteras e infraestructuras en buen estado, transporte terrestre, aéreo y marítimo suficiente, eficiente y responsable, además de un sector privado hotelero y de entretenimiento comprometido, que pueda invertir y hacer del turismo un negocio rentable.

Un turismo sano y productivo requiere insumos, salud, seguridad, así como control y coordinación con las directrices oficiales. Un turismo sano y productivo requiere un mínimo de estabilidad política, seguridad económica y en general reglas claras.

El turismo es un gran negocio y Venezuela es un país ideal para el turismo, esa es nuestra consigna, pero Turismo con hambre no dura.

ivenezula.travel

Editorial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *